CTK

Con-Textos Kantianos

 

International Journal of Philosophy

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Junio 2020ISSN 2386-7655


 

n 11


CON-TEXTOS KANTIANOS. International Journal of Philosophy N.o 11, Junio 2020, pp. i-iii ISSN: 2386-7655

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Equipo editorial / Editorial Team

 

 

Editor Principal / Main Editor

 

Roberto R. Aramayo, Instituto de Filosofa, CSIC, Espaa

 

Secretaria de redaccin / Executive Secretary

 

Nuria Snchez Madrid, UCM, Espaa

 

Editores Asociados / Associated Editors

 

Maria Julia Bertomeu, Consejo Nacional de Investigaciones Cientficas / Universidad de La Plata, Argentina

 

Catalina Gonzlez, Universidad de Los Andes, Colombia Eduardo Molina, Univ. Alberto Hurtado, Chile

 

Efran Lazos, IIF-UNAM, Mxico

 

Editores de reseas / Book Review Editors

 

Pablo Muchnik, Emerson College, Estados Unidos

 

Margit Ruffing, Universidad de Mainz, Alemania

 

Ileana Beade, Universidad Nacional del Rosario, Argentina

 

Marceline Morais, Cgep Saint Laurent, Montral, Canad

 

Antonino Falduto, Univ. de Halle, Alemania

 

Cinara Nahra, UFRN, Brasil

 

Editora de noticias / Newsletter Editor

 

Ana-Carolina Gutirrez-Xivill, Philipps-Universitt Marburg / Universidad de Barcelona, Espaa

 

Consejo Editorial / Editorial Board

 

Juan Arana, Universidad de Sevilla, Espaa

 

Rodolfo Arango, Universidad de los Andes, Colombia

 

Sorin Baiasu, Universidad de Keele, Reino Unido

 

Aylton Barbieri Duro, UFSC, Brasil

 

Ileana Beade, Universidad Nacional del Rosario, Argentina

 

Vadim Chaly, Univ. Federal Bltica I. Kant, Federacin de Rusia

 

Angelo Cicatello, Universidad de Palermo, Italia

 

Alix A. Cohen, Universidad de Edimburgo, Reino Unido

 

Silvia Del Lujn Di Sanza, Universidad de San Martn, Argentina

 

Francesca Fantasia, Univ. de Palermo/Univ. de Halle, Italia


 

 

 

 

 

i


CTK 11

 

 

Luca Fonnesu, Universidad de Pava, Italia

 

Roe Fremstedal, University of Troms The Arctic University of Norway, Noruega Jess Gonzlez Fisac, Universidad de Cdiz, Espaa

 

Caroline Guibet-Lafaye, CNRS, Francia

 

Ricardo Gutirrez Aguilar, IFS-CSIC, Espaa

 

Ana-Carolina Gutirrez-Xivill, Espaa

 

Claudia Juregui, Universidad de Buenos Aires, Argentina Mai Lequan, Universidad de Lyon III, Francia Reidar Maliks, Universitetet i Oslo, Noruega

 

Macarena Marey, Universidad de Buenos Aires, Argentina Pablo Muchnik, Emerson College, Estados Unidos Faustino Oncina, Universidad de Valencia, Espaa Pablo Oyarzn, Universidad de Chile, Chile

 

Ricardo Parellada, UCM, Espaa

 

Alice Pinheiro Walla, Universidad de Bayreuth, Alemania Hernn Pringe, Universidad de Buenos Aires, Argentina Faviola Rivera, IIF-UNAM, Mxico Concha Roldn, IFS-CSIC, Espaa

 

Rogelio Rovira, UCM, Espaa

 

Manuel Snchez Rodrguez, Universidad de Granada, Espaa

 

Konstantinos Sargentis, University of Crete, Grecia

 

Thomas Sturm, Universidad Autnoma de Barcelona, Espaa

 

Pedro Jess Teruel, Universidad de Valencia, Espaa

 

Marcos Thisted, Universidad de Buenos Aires, Argentina

 

Gabriele Tomasi, Universit degli Studi di Padova, Italia

 

Salv Turr, Universidad de Barcelona, Espaa

 

Milla Vaha, Univ. of Turku, Finlandia

 

Astrid Wagner, TU-Berln, Alemania

 

Sandra Zakutna, Univ. de Presov, Eslovaquia

 

Consejo Asesor / Advisory Board

 

Lubomir Blas, Univ. de Presov, Eslovaquia

 

Juan Adolfo Bonaccini, Universidad Federal de Pernambuco, Brasil

 

Reinhard Brandt, Universidad de Marburgo, Alemania

 

Mario Caimi, Universidad de Buenos Aires, Argentina

 

Mara Jos Callejo, UCM, Espaa

 

Monique Castillo, Universidad de Pars XII-Crteil, Francia

 

Jess Conill, Universidad de Valencia, Espaa

 

Adela Cortina, Universidad de Valencia, Espaa

 

Robinson dos Santos, Universidad Federal de Pelotas, Brasil

 

Bernd Drflinger, Universidad de Trier, Alemania

 

Vicente Durn, Pontificia Universidad Javeriana de Bogot, Colombia

 

Mariannina Failla, Univ. de Roma Tre, Italia

 

Jean Ferrari, Universidad de Bourgogne, Francia

 

Miguel Giusti, PUPC, Per

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

ii International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. i-iii

 

ISSN: 2386-7655


Equipo editorial / Editorial Team

 

 

Wilson Herrera, Universidad del Rosario, Colombia Lus Eduardo Hoyos, Universidad Nacional, Colombia Heiner Klemme, Universidad de Mainz, Alemania

 

Andrey Krouglov, Univ. Federal Bltica I. Kant, Federacin de Rusia Claudio La Rocca, Universidad de Genova, Italia Salvador Mas, UNED, Espaa

 

Javier Muguerza, UNED, Espaa

 

Lismaco Parra, Universidad Nacional, Colombia

 

Antonio Prez Quintana, Universidad de La Laguna, Espaa Carlos Pereda, UNAM, Mxico Alessandro Pinzani, UFSC, Brasil

 

Pedro Ribas, UAM, Espaa

 

Jacinto Rivera de Rosales, UNED, Espaa

 

Begoa Romn, Universidad de Barcelona, Espaa

 

Margit Ruffing, Universidad de Mainz, Alemania

 

Sergio Sevilla, Universidad de Valencia, Espaa

 

Pedro Stepanenko, IIF, UNAM, Mxico

 

Ricardo Terra, USP, Brasil

 

Alberto Vanzo, University of Warwick, Reino Unido

 

Mara Jess Vzquez Lobeiras, Universidad de Santiago de Compostela, Espaa Jos Lus Villacaas, UCM, Espaa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

 

International Journal of Philosophy

N.o 11, Junio 2020, pp. i-iii iii ISSN: 2386-7655


CON-TEXTOS KANTIANOS. International Journal of Philosophy N.o 11, Junio 2020, pp. 1-5 ISSN: 2386-7655

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUMARIO / TABLE OF CONTENTS

 

[ES / EN] Equipo editor / Editorial Team

 

pp. i-iii

 

[ES / EN] Sumario / Table of contents

 

pp. 1-5

 

[ES] Editorial de CTK 11, Roberto R. Aramayo (Instituto de Filosofia / CSIC, Espaa p. 6

 

[EN] CTK 11 Editorial Note, Roberto R. Aramayo (Institute of Philosophy / CSIC,

 

Spain)

 

p. 7

 

ARTCULOS / ARTICLES

 

[ES] Kant y el incesto, Jassir Enrique Hernndez Castilla (Universidad del Atlntico,

 

Colombia)

 

pp. 8-36

 

[EN] Kants Teleology and the Problems of Bioethics, Svetlana Martynova (Herzen State Pedagogical University of Russia, Russian Federation) pp. 37-54

 

 

 

[DE] Heuristisch legitimierte Grundstze der Vernunft und ideell interpretierte

 

Vernunftideen. Zur Funktion der wissenschaftstheoretischen Beispiele des ersten Teils des

 

Anhangs zur Transzendentalen Dialektik der Kritik der reinen Vernunft, Rudolf Meer

 

(Immanuel Kant Baltic Federal University, Russian Federation / University of Graz,

 

Austria)

 

pp. 55-91

 

[ES] Kant y el carcter regulativo del principio mecanicista en la antinomia de la facultad

 

de juzgar teleolgica, Claudia Juregui (Universidad de Buenos Aires/CONICET,

 

Argentina)

 

pp. 92-109


CTK 11

 

 

 

 

[EN] Kants Conception of Conscience, Umut Eldem (Immanuel Kant Baltic Federal University, Russian Federation / Istanbul Esenyurt University, Turkey) pp. 110-131

 

 

 

[ES] Definicin de verdad y criterios de verdad en Kant, Stfano Straulino Torre (Instituto Tecnolgico Autnomo de Mxico, Mxico) pp. 132-159

 

 

 

[ES] Lo discreto y lo continuo en las metafsicas de Surez y Kant, Rafael Reyna Fortes

 

(Universidad de Mlaga, Espaa)

 

pp. 160-175

 

[ES] El desarrollo del genio artstico en Kant, Luciana Martnez (Consejo Nacional de Investigaciones Cientficas y Tcnicas, Argentina) pp. 176-190

 

 

 

[ES] El conflicto con la Facultad de Filosofa y la reforma del modo de gobernar. Crtica

 

y poltica en Der Streit der Fakultten, Jess Gonzlez Fisac (Universidad de Cdiz,

 

Espaa)

 

pp. 191-220

 

[ES] Precio o dignidad?A propsito del valor de caminar junto a otros, Fernando Longs Uranga (Universidad de Valladolid, Espaa) pp. 221-244

 

 

 

DOSSIER Kant en Finlandia / DOSSIER Kant in Finland

 

[EN] Introduction to the Dossier. Kant in Finland, Milla Vaha, Hemmo Laiho and

 

Markus Nikkarla (The University of the South Pacific, Fiji Islands / University of Turku,

 

Finland)

 

pp. 245-249

 

[EN] Grounds of Existence in Kants New Elucidation, Markus Nikkarla (University of

 

Turku, Finland)

 

pp. 250-271

 

[EN] Two Functions of Perception in Kant, Hemmo Laiho (University of Turku,

 

Finland)

 

pp. 272-290

 

 

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

2 International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 1-5

 

ISSN: 2386-7655


Sumario /Table of Contents

 

 

 

[EN] Love and Moral Psychology in Global Politics: A Kantian Reworking of Rawls and Nussbaum, Prttyli Rinne (Academia Kantiana, Immanuel Kant Baltic Federal University, Russian Federation / Aalto University, Finland) pp. 291-312

 

 

 

[EN] Kantian Transcendental Pessimism and Jamesian Empirical Meliorism, Sami

 

Pihlstrm (University of Helsinki, Finland)

 

pp. 313-335

 

[EN] Arvi Grotenfelt and neo-Kantian philosophy of history, Lauri Kallio (Univ. of

 

Turku, Finland

 

pp. 336-351

 

SIMPOSIO La filosofa prctica de Kant / SYMPOSIUM Kants Practical Philosophy

 

[ES] Introduccin del Simposio CTK Variedades de la razn prctica, Luis Placencia

 

(Universidad de Chile, Chile)

 

pp. 352-353

 

[ES] Cuestin de (la) ley, Pablo Oyarzun R. (Universidad de Chile, Chile) pp. 354-370

 

[ES] Hacia una aclaracin de la necesidad prctica en Kant, Javier Fuentes Gonzlez

 

(Universidad de Chile, Chile)

 

pp. 371-382

 

[ES] Origen y desarrollo de la concepcin del derecho de gentes en Kant. Reflexiones en torno a la Vorlesung Naturrecht Feyerabend y a los Elementa Iuris Naturae de Gottfried Achenwall, Eduardo Charpenel (Universidad Panamericana, Mxico) pp. 383-405

 

 

 

[ES] Accin e historia. Mximas, intencin y sentido en la concepcin kantiana de la accin intencional, Luis Placencia (Universidad de Chile, Chile) pp. 406-422

 

 

 

TRADUCCIN Correspondncia Schelling-Hegel-Hlderlin (1794-1796) / TRANSLATION Correspondence Schelling-Hegel-Hlderlin (1794-1796)

 

[PT] Correspondncia Schelling-Hegel-Hlderlin, Schelling-Hegel-Hlderlin / Fernando Silva (Centro de Filosofia, Universidade de Lisboa, Portugal) pp. 423-456

 

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

International Journal of Philosophy 3

N.o 11, Junio 2020, pp. 1-5

 

ISSN: 2386-7655


CTK 11

 

 

 

 

RESEAS / BOOK REVIEWS

 

[ES] De lo racional de una ilusin, Guillermo Moreno Tirado (Universidad Complutense de Madrid). Resea de: Willaschek, M., Kant on the Sources of Metaphysics. The Dialectic of Pure Reason. Cambridge: Cambridge University Press, 2018. pp. 457-464

 

 

 

[IT] Il disgusto da Mendelssohn al dibattito contemporaneo, Federico Rampinini (Universit di Roma Tre / Universit di Roma Tor Vergata (Italia). Recensione di: S. Feloj, Estetica del disgusto. Mendelssohn, Kant e i limiti della rappresentazione. Roma: Carocci, 2017.

 

pp. 465-469

 

[ES] El campo del derecho internacional: una mediacin entre la teora y la prctica en

 

Kant, Noelia Eva Quiroga (Universidad de Buenos Aires, Argentina). Resea de:

 

Cavallar, G., Kant and the Theory and Practice of International Right, Cardiff, University

 

of Wales Press, 2020.

 

pp. 470-473

 

[ES] Reivindicacin de la teleologa en la filosofa poltica de Kant, Guillermo Lpez Morlanes (Universidad Autnoma de Madrid, Espaa). Resea de: Huseyinzadegan, D., Kants Nonideal Theory of Politics, Evanston, Illinois, Northwestern University Press, 2019.

 

pp. 474-480

 

[EN] Moral Agency as Cognitive Agency: Recovering Kants Conception of Virtue,

 

Jessica Tizzard (University of Connecticut, USA). Review of: Merritt, M., Kant on Reflection and Virtue, Cambridge, Cambridge University Press, 2018. pp. 481-491

 

 

 

[IT] Agli albori della teoria del riferimento alloggetto. Indagine sullo scritto kantiano Unico argomento possibile sullesistenza di Dio e i suoi risvolti in ambito teoretico e pratico, Francesca Fantasia (Humboldt Universitt zu Berlin, Germany /Universit degli studi di Palermo, Italy). Recensione di: Failla, M. Existencia, necesidad, libertad. En camino hacia la crtica, CTK E-Books 2017/Ediciones Alamanda, Madrid, 2018. pp. 492-500

 

[ES] El esquematismo trascendental de Kant y su influencia en la psicologa cognitiva, Matas Oroo (CONICET, UBA, Argentina). Resea de: Scaglia, L., Kants Notion of a Transcendental Schema. The Constitution of Objective Cognition between Epistemology

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

4 International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 1-5

 

ISSN: 2386-7655


Sumario /Table of Contents

 

 

 

and Psychology, Berlin/ Bern/ Bruxelles/ New York/ Oxford/ Warszawa/ Wien, Peter

 

Lang, 2020.

 

pp. 501-507

 

[ES] Las metforas o la dificultad de inventar el lenguaje de la crtica. A propsito de las metforas legales en la primera Crtica, Jess Gonzlez Fisac (Universidad de Cdiz, Espaa). Resea de: Mller, Sofie, Kants Tribunal of Reason. Legal Metaphor and Normativity in the Critique of Pure Reason, Cambridge/New York, Cambridge University Press, 2020.

 

pp. 508-513

 

[ES] Baumgarten, Kant y la filosofa prctica, Luciana Martnez (CONICET,

 

Argentina). Resea de: Baumgarten, A. G., & Kant, I.. Baumgartens Elements of First

 

Practical Philosophy. A Critical Translation with Kants Reflections on Moral Philosophy.

 

Edicin y traduccin: C. D. Fugate y J. Hymers. London, New York: Bloomsbury

 

Academic, 2020.

 

pp. 514-517

 

[ES] La evolucin hacia el criticismo. Estudios sobre la Dissertatio de 1770 y el comienzo del criticismo kantiano, Laura Pelegrn (Universidad Diego Portales, Chile/Universidad de Leiden, Holanda). Resea de: Rafael Reyna Fortes, La evolucin hacia el criticismo. Estudios sobre la Dissertatio de 1770 y el comienzo del criticismo kantiano, Madrid, Faber and Sapiens - Ápeiron Ediciones, 2020. pp. 518-523

 

 

 

 

Listado de evaluadores / Reviewers List

 

pp. 524-525

 

Normas editoriales para autores / Editorial Guidelines for Authors pp. 526-529

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

International Journal of Philosophy 5

N.o 11, Junio 2020, pp. 1-5

 

ISSN: 2386-7655


CON-TEXTOS KANTIANOS. International Journal of Philosophy N.o 11, Junio 2020, p. 6 ISSN: 2386-7655

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Editorial CTK 11

 

 

 

Cuando en 2014 Nuria Snchez Madrid (Univ. Complutense de Madrid) y quien suscribe nos propusimos promover esta revista, no sabamos cunto tiempo permanecera en activo. Con CTK 11 inicia su sexto ao de andadura y lo hace agradeciendo a sus colaboradores la confianza depositada en sus pginas.

 

En este nmero se publican diez artculos, redactados en espaol, ingls y alemn de autores pertenecientes a universidades de Argentina, Austria, Colombia, Espaa, Mxico, Rusia y Turqua. Todos han superado, como es costumbre de la revista, el proceso de doble par ciego. Este nmero contiene tambin un Dossier titulado Kant en Finlandia, con cinco trabajos de relevantes especialistas finlandeses en la obra de Kant. Los editores invitados del mismo son los colegas Milla Vaha (Univ. Islas Fiji), Hemmo Laiho (Univ. de Turku) y Markus Nikkarla (Univ. de Turku). El objetivo de esta seccin especial es ofrecer un amplio panorama de la investigacin kantiana que se realiza actualmente en Finlandia.

 

Este nmero presenta igualmente una Discusin sobre La filosofa prctica de Kant, coordinada por Luis Placencia (Univ. de Chile), que contiene los materiales propiciados por el IV Encuentro CTK, celebrado en Santiago de Chile, tras los acontecidos en Bogot, Madrid y Mxico. CTK se enorgullece de ha dado pie a esas jornadas, as como de haber propiciado la Biblioteca Digital CTK E-Books y asimismo la red temtica RIKEPS, que confirma las energas que el equipo editor ha sido capaz de convocar en este periodo.

 

El apartado Textos de Kant ofrece en esta ocasin una seleccin de la correspondencia entre Schelling, Hegel y Hlderlin sobre Kant, que Fernando Silva (CFUL, Lisboa) ha traducido al portugus. La seccin de reseas da cuenta de publicaciones de inters para los estudios kantianos recientemente aparecidas en los distintos idiomas aceptados por nuestra revista.

 

Roberto R. Aramayo

 

Hendaya, mayo de 2020


CON-TEXTOS KANTIANOS. International Journal of Philosophy N.o 11, Junio 2020, p. 7 ISSN: 2386-7655

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

As Nuria Snchez Madrid (Univ. Complutense of Madrid) and me launched this journal, we did not know how much time it would be on. Yet Con-textos Kantianos begins with issue 11 its sixth year of life and the editorial team wishes to celebrate this birthday thanking the trust that our contributors put during this time on CTK contents.

 

This issue contain ten articles, putting together papers written in Spanish, English and German by authors from Argentina, Austria, Colombia, Spain, Mexico, Russian Federation and Turkey. The issue also contains a Dossier with five papers from outstanding Finnish Kant scholars, which counted on the colleagues Milla Vaha (Univ. of Fiji Islands), Hemmo Laiho (Univ. of Turku) and Markus Nikkarla (Univ. of Turku) as guest editors. The goal of this special section has been to give a complete overview of the Kantian research currently made in Finland.

 

CTK 11 brings also forward the Discussion Kants Practical Philosophy, with Luis Placencia (Univ. de Chile) as guest editor. The section puts together some of the papers discussed at the 2019 IVth CTK Meeting held in Santiago de Chile, after the one held in Bogot, Madrid y Mxico. These Meetings belong to the academic initiatives led by our journal, as the CTK E-Books Digital Library and the Kantian Network RIKEPS. All of them confirm the energies that CTK has been able to gather in last six years.

 

Section Kants Texts contains this time an excerpt of the correspondence between Schelling, Hegel and Hlderlin related to Kant, translated into Portuguese by Fernando Silva (CFUL, Lisbon). The group of book reviews aims at giving account of recent Kant-related publications in the different publishing languages of our journal.

 

 

 

Roberto R. Aramayo

 

Hendaye, May 2020


CON-TEXTOS KANTIANOS.

International Journal of Philosophy

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Kant y el Incesto

 

Kant and the Incest

 

 

JASSIR ENRIQUE HERNNDEZ CASTILLA*

 

Universidad del Atlntico, Colombia

 

 

 

 

Resumen

 

Intentar explicar el origen, evolucin y violacin de un tab considerado casi universal en las sociedades humanas no es una empresa sencilla dado su carcter polifactico; sin embargo, ello no ha impedido que en muchos ordenamientos jurdicos sea empleado ese sentimiento de repulsin o asco como un elemento para criminalizar una relacin sexual aparentemente ofensiva. El artculo sostiene que el matrimonio es la nica forma en que las prcticas sexuales entre parientes en condicin de igualdad pueden tener lugar. Para ello: I. Presentaremos algunas teoras que ofrecen respuestas a las incgnitas en torno al tab, II. Veremos por qu para Kant el incesto es un crimina carnis contra naturam en un caso, y secundum naturam en el otro. III. Examinaremos qu es el matrimonio para el filsofo y por qu constituye un ideal regulativo-prctico de las relaciones sexuales humanas. Por ltimo, consideramos argumentos en contra de esta propuesta.

 

Palabras claves

 

Kant, Matrimonio, Incesto, Crimen Carnal, Sociedad.

 

Abstract

 

Trying to explain the origin, evolution and violation of a taboo considered almost universal in human societies is not a simple enterprise given its multifaceted nature; however, this has not prevented that in many legal systems that feeling of repulsion or disgust is used as an element to

 

*  Programa de Filosofa-Universidad del Atlntico / Facultad de Ciencias Humanas. E-mail de contacto: jassirehernandez@mail.uniatlantico.edu.co. Quiero expresar mi gratitud al profesor Christopher R. Arroyo (en 2017) por la amabilidad de compartirme una versin preliminar de un captulo de su libro, a la profesora Helga Varden (en 2018) y al profesor Stephen R. Palmquist (en 2019) por sus importantes sugerencias. Adicionalmente, agradezco al par evaluador annimo por sus comentarios y sugerencias.

 

 

 

 

[Recibido: 31 de diciembre de 2019

 

Aceptado: 6 de mayo de 2020]


Kant y el incesto

 

 

 

criminalize a seemingly offensive sexual relationship. The article argues that marriage is the only way in which sexual practices between relatives on an equal basis can take place. To do this: I. We will present some theories that offer answers to the unknowns around taboo, II. We will see why for Kant incest is a crimina carnis contra naturam in one case, and secundum naturam in the other.

 

III.  We will examine what marriage is for the philosopher and why it constitutes a regulatory-practical ideal of human sexual relations. Finally, we consider arguments against this proposal.

 

Keywords

 

Kant, Marriage, Incest, Carnal Crime, Society.

 

 

Introduccin.

 

El incesto es considerado casi universalmente como un tab junto al canibalismo. Es una prctica sexual que con slo ser mencionada puede generar fcilmente la repugnancia en los espectadores y parece estar presente en todo el gnero humano. Sin embargo, es sabido que hay excepciones a este sentimiento. Ya en algunas sociedades de la antigedad podemos encontrar matrimonios entre hermanos como en el antiguo Egipto,1 los aborgenes de Hawi y el Per incaico (White 1948, p. 417) o en el Irn Zoroastro donde los persas se han hecho leyes para tomar a sus hermanas, hijas y nietas como esposa; algunos incluso van ms all y toman a su propia madre como esposa. (Scheidel 1996, pp. 324-325). En el caso de los griegos, pese a que prohibieron el matrimonio y relaciones sexuales entre ascendentes y descendientes (Archibald 2001, p. 12) fueron notablemente en especial, Atenas tolerantes en sus interpretaciones del tab, y de hecho favorecieron la endogamia. En los romanos la cuestin fue muy distinta: Roma fue menos endgama que la Grecia clsica en sus prcticas matrimoniales y ms estrictas en su legislacin sobre incesto. (Archibald 2001, p. 13).

 

De hecho, los romanos tenan una palabra especfica para incesto, inceses y posteriormente incestum, este ltimo se deriva del cestn o faja de Venus, que une a los mortales en el matrimonio; el adulterio es una ruina de esta faja, por lo tanto, incestum. (Archibald 2001, pp. 13-14). En la Edad Media, las prohibiciones relacionadas con el matrimonio y tambin las relaciones con familiares se extendieron a un grado sin precedentes en cualquier otra sociedad; la familia se defini de manera tan amplia que inclua no slo las relaciones biolgicas y sociales sino tambin las espirituales (Archibald 2001, p. 11) producto quizs de la complicada y a menudo contradictoria serie de actitudes sobre el incesto que los cristianos heredaron de la tradicin judo-bblica (Archibald 2001, p. 21). Debido a esto, la aplicacin resulto siempre complicada. Algunos pocos relatos de incesto entre hermanos durante la Edad Media como en la historia de Gregorius, por ejemplo, donde se presta considerable atencin a la mutua devocin de los

 

1 En Praktische Philosophie Herder (1764-1765) se puede leer: As, el matrimonio con una hermana es aborrecido artificialmente; pero sagrado con los egipcios. Por lo tanto, para distinguir lo artificial de lo natural, debemos retroceder al origen, como lo hacemos para distinguir los prejuicios (mximas) de la certeza. Uno tendra que investigar el sentimiento del hombre natural, y esto es mucho mejor que nuestro sentimiento artificial; Rousseau lo ha investigado. . . . (V-PP/Herder, AA 27: 06).

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

 

International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36 9

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Jassir Enrique Hernndez Castilla

 

 

hermanos hurfanos, el verdadero amor que crece entre ellos una vez que la reacia hermana se haya sometido al deseo incestuoso de su hermano, y su pnico por su embarazo (Archibald 2001, p. 194) son empleados ms bien, como propaganda moral para denotar las penas y tragedias que incluyen la muerte como consecuencia de tales comportamientos.

 

Este interesante desarrollo histrico no ha disminuido con el tiempo. Hay ejemplos de su permanencia. En el ao 1997 en Estados Unidos, Allen y Pat Muth, amantes, parejas y padres de cuatro nios pequeos [...] fueron condenados por tener relaciones sexuales entre ellos. Su relacin sexual fue consensual, y tanto Allen como Pat superaron con creces la edad de consentimiento: l tena 45 aos y ella 30. (Bergelson 2014, p. 44). En el ao 2001 pero en Alemania, Patrick Stbing nacido en Leipzig se volvi conocido por tener una relacin sexual con su hermana. El hombre ha cumplido varios aos en prisin, debido a su negativa a abandonar la relacin (se juzg que su hermana era menos responsable y no fue encarcelada) (Singer 2016, p. 135) aparte de tener cuatro hijos con ella.

 

El propsito principal de este trabajo es mostrar cmo los elementos conceptuales de la filosofa prctica kantiana representan un importante aporte para considerar permisibles el matrimonio y las prcticas sexuales incestuosas, y tambin, sugiere posibles soluciones a ciertos vacos en los que Kant no ofrece respuestas claras en sus obras publicadas y que sirven de manera paralela para comprender las mltiples dimensiones del debate. Para ello, en primer lugar, veremos cmo los anteriores casos histricos sirven para ilustrar la necesidad de intentar encontrar una explicacin a la violacin de lo que parece ser una condicin universal del gnero humano: evitar reproducirse con sus congneres. En segundo lugar, veremos a) cmo para Kant el incesto resulta ser dentro de su clasificacin de los crimina carnis el nico de naturaleza ambigua. Para el filsofo, este crimen es un crimina carnis secundum naturam en el estado de naturaleza y un crimina carnis contra naturam en el estado jurdico sin dejar claro cmo se da ese trnsito; adems, Kant da una especificacin adicional de qu tan condicionada o incondicionada pueden ser las prcticas incestuosas. Esto nos lleva a sugerir b) cmo a partir de un relato moral de la historia animal del gnero humano, es posible solventar esta ambigedad y as ofrecer una mayor comprensin de los trminos. En tercer lugar, definiremos en qu consiste tica y legalmente el matrimonio para Kant y cmo dado su carcter regulativo es aplicable en cualesquiera relaciones sexuales moralmente permisibles; incluyendo aquellas relaciones incestuosas que cumplen la condicin de igualdad. Por ltimo, analizaremos algunas objeciones en contra de esta propuesta y concluiremos que los fundamentos de sus pruebas son insuficientes.

 

I.              Algunas teoras sobre el origen de la evitacin y prohibicin del incesto.

 

El incesto es un concepto polifactico por excelencia y muestra de ello es la relevancia tanto literaria como cientfica que se le otorga para ser la base o plataforma

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

10 International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Kant y el incesto

 

 

 

histrica, desde la cual partir para considerar el incesto como punible en muchos ordenamientos jurdicos. Belice, Cuba, Chile, Guatemala, Guyana, Honduras, Mxico, Nicaragua, Panam, Paraguay, Puerto Rico (Macas 2011, pp. 110-111) son algunos ejemplos en Amrica Latina. En una parte de Europa donde de los veintisiete estados de la Unin europea, el incesto cometido entre adultos que consienten es considerado un delito en diecisiete de ellos (Macas 2011, p. 111).2 Las teoras que se proponen averiguar el origen, el significado y la violacin de la prohibicin incesto deben responder a un tem principal: Por qu las personas deben casarse fuera de su grupo y no dentro? Es decir, por qu prescribe la exogamia y se prohbe la endogamia? A continuacin presentaremos algunas teoras tanto antropolgicas, culturales, psicolgicas, sociolgicas y biolgicas que se han propuesto dar una respuesta a la pregunta.

 

Fue John McLennan en su obra titulada Primitive Marriage publicada en 1865 el que marc el comienzo de la discusin en tomo al origen de la universal prohibicin del incesto dentro de la familia nuclear (Harris 1979, p. 171). El llamado esquema McLennan, principalmente propone que en los albores del gnero humano, ste debi vivir en condiciones muy duras y su instinto le indicaba la lucha por la conservacin de s mismo. El efecto de esa lucha, habra desembocado en el infanticidio de las nias al ser estas menos capaces de valerse por s mismas y de contribuir al bien comn, a diferencia de los varones. La deduccin que pretende extraer McLennan, la sintetiza Harris de la siguiente manera:

 

La escasez de mujeres dentro del grupo llev entonces a compartir una misma mujer entre varios hombres (origen de la poliandria). A la vez se hizo un esfuerzo por paliar la escasez de mujeres adultas capturando las que haba en las hordas vecinas. Esta prctica, por decirlo as, se transform en hbito; con el tiempo se lleg a considerar necesario tomar las mujeres de grupos distintos del propio. (Harris 1979, p. 168)

 

La prohibicin y evitacin de la endogamia vino a ser una consecuencia de la necesidad de capturar mujeres de hordas vecinas, siempre que no implicase relacionarse con mujeres de hordas locales con algn grado de parentesco o que descendiesen del mismo tronco. El esquema de McLennan sin embargo, no estaba exenta de conflictos y su intento de resolucin consisti en emplear elementos ad hoc a una hiptesis ya bastante complicada (Harris 1979, p. 169). Ya McLennan estaba recibiendo crticas del antroplogo americano Lewis H. Morgan, quien public en 1877 su libro titulado Ancient Society. El error del esquema de McLennan resida en la confusin de la relacin con la naturaleza de los grupos exgamos que se supona que haban tomado mujeres los unos de los otros. La exogamia y la endogamia, [...] pueden coexistir perfectamente: el clan puede ser exgamo y la tribu en su conjunto puede ser endgama (Harris 1979, p. 170). El esquema, por su parte, que propona Morgan para explicar el abandono del incesto entre hermanos radicaba

 

 

2 Algunos pases donde sus cdigos penales no tipifican el incesto entre adultos que consienten como delito son Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Repblica Dominicana, Hait, Per, El Salvador, Francia (desde 1808), Espaa (desde 1978), China y Japn (Macas 2011).

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

 

International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36 11

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Jassir Enrique Hernndez Castilla

 

 

en el reconocimiento de los efectos biolgicos perniciosos de tal prctica (Macas 2011, p. 118). Edward B. Tylor, por otro lado, ofreci una teora propiamente ms cultural. En 1888 publico su conocido On a Method of Investigating the Development of Institutions, Applied to the Laws of Marriage and Descent donde se ofrece una explicacin de la prohibicin del incesto:

 

La exogamia que permite que una tribu en constante crecimiento se mantenga unida gracias a los repetidos matrimonios entre sus clanes, cada vez ms dispersos, permite a la vez a esa tribu vencer y someter a los grupos endgamos, pequeos, aislados e indefensos. En la historia del mundo, las tribus salvajes han debido enfrentarse una y otra vez con la misma y simple alternativa prctica entre casarse con extraas o matarse con extraos. (Citado en: Harris 1979, p. 172 y White 1948, p. 423)

 

En una perspectiva biolgica, se encuentra la tradicin fundada por Edvard A. Westermarck quien en 1891 presento su The History of Human Marriage. Su principal caracterstica es hoy conocida como el efecto Westermarck que enuncia: la aversin por parte de los individuos a la unin sexual con otros individuos con los que han convivido3 (Westermarck 1891, p. 546). En otra perspectiva, Freud afirma que la: la prohibicin del incesto, tena tambin un poderoso fundamento prctico. La necesidad sexual no une a los varones, sino que provoca desavenencias entre ellos. (Freud 1912-13, p. 146). Es decir, el incesto es el instinto sexual en la bsqueda de la conservacin de s mismo y de la especie. Esa desavenencia vino a desembocar en un fatal fratricidio y con ello, en una auto-prohibicin de los hombres. La explicacin que ofrece Freud dara de cuenta por qu existen casos de incesto a pesar de la prohibicin y por qu existe la propia prohibicin, dado que un comportamiento instintivo no habra sido necesario imponerlo mediante la coaccin. (Macas 2011, p. 120). En contra de perspectivas biolgicas o psquicas se encuentra la de Leslie White, la autora considera que el tab del incesto se

 

3 Pese a las crticas, esta perspectiva an se sostiene en extensiones del darwinismo, como por ejemplo la psicologa evolutiva. Para el caso del incesto, se ha sugerido que: Otro aspecto importante que se pasa por alto es que genes idnticos en distintos cuerpos no pueden percibirse directamente entre s. En vez de esto, el altruismo de parentesco ocurre como resultado de un aspecto invariable del entorno que permite que la conducta altruista se relacione positivamente con el parentesco gentico. En especies con sistema nervioso esto comnmente se manifiesta en algn tipo de informacin que se pueda procesar cognitivamente y que de manera confiable indique la probabilidad de que otro individuo sea un pariente cercano. Un mecanismo de deteccin de parentesco puede permitirle a un individuo reconocer parentesco con base en, por ejemplo, la familiaridad (como en las marmotas y los guppys) o el olfato (como en avispas y ranas de bosque). En humanos, las pistas para reconocer parentesco son la asociacin perinatal con la madre y la residencia prolongada en una misma casa. Como sealan Lieberman y sus colegas, estos mecanismos son importantes no slo para dirigir el altruismo de parentesco sino tambin para evitar el incesto. Debido a que estos mecanismos requieren de estmulos informativos muy especficos para operar efectivamente, a diferencia de detectores de parentesco con objetivos ms generales, no pueden funcionar sin estos estmulos. As, si una pareja de hermanos nunca reconoci su parentesco (por ejemplo, si crecieron en casas distintas) es menos probable que se perciban como hermanos: sentirn menos altruismo y ms atraccin sexual, incluso si conscientemente saben (es decir, tienen la informacin verbal) que son hermanos. Asimismo, dos personas sin relacin gentica que crecieron en la misma casa deberan sentir ms altruismo y menos atraccin sexual. (Price 2016, pp. 90-91).

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

12 International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Kant y el incesto

 

 

 

encuentra en la propia unidad familiar y en la potencializacin que esta posee para relacionar otras familias y permitir as la evolucin sociocultural del gnero humano (White 1948, pp. 423-424). Malinowski, va ms all defendiendo precisamente esa unidad familiar de la siguiente forma:

 

Se conocen tres grandes tipos de limitaciones: la prohibicin del incesto, el respeto a las obligaciones matrimoniales anteriores y las reglas combinadas de exogamia y endogamia. La prohibicin del incesto, con unas pocas excepciones insignificantes, es universal. Si pudiera demostrarse que el incesto es biolgicamente pernicioso, la funcin de este tab universal resultara evidente. Pero los especialistas en la herencia no estn de acuerdo sobre el asunto. No obstante, es posible demostrar que desde un punto de vista sociolgico la funcin de los tabes del incesto tiene gran importancia. El impulso sexual, que en general es una fuerza muy desordenada y socialmente destructiva, no puede penetrar en un sentimiento previamente existente sin dar lugar a un cambio revolucionario. El inters sexual, por tanto, es incompatible con cualquier forma de relacin familiar, sea entre padres e hijos o entre hermanos y hermanas, pues estas relaciones se constituyen en el perodo presexual de la vida humana y se fundan en profundas necesidades fisiolgicas de carcter no sexual. Si se permitiera que la pasin ertica invadiera los recintos del hogar no solamente creara celos y elementos de competencia y desorganizara la familia, sino que tambin subvertira los lazos de parentesco ms fundamentales sobre los que se basa el futuro desarrollo de todas las relaciones sociales. Dentro de cada familia slo puede permitirse una relacin ertica y sta es la relacin del marido y la esposa, que aunque desde un principio est construida a partir de elementos erticos debe ajustarse muy sutilmente a las otras partes componentes de la cooperacin domstica. Una sociedad que permitiera el incesto no podra desarrollar familias estables; por tanto, quedara privada de los ms fuertes cimientos del parentesco y esto, en una sociedad primitiva, significara la ausencia del orden social. (Malinowski 1931, p. 100)

 

Finalmente, consideremos la perspectiva que ofrece Lvi-Strauss, en cuanto parece ms complementaria con las anteriores. Para el autor, la prohibicin del incesto puede determinarse a partir de un sentido positivo y un sentido negativo. El primero es marcar un comienzo de organizacin (Lvi-Strauss 1969, p. 80) y el segundo:

 

a partir del momento en que me prohbo el uso de una mujer, que as queda disponible para otro hombre, hay, en alguna parte, un hombre que renuncia a una mujer que por este hecho se hace disponible para m. El contenido de la prohibicin no se agota en el hecho de la prohibicin; sta se instaura slo para garantizar y fundar, en forma directa o indirecta, inmediata o mediata, un intercambio. (Lvi-Strauss 1969, p. 90)

 

A esta dinmica, Lvi-Strauss le nombra como el principio o regla de reciprocidad, porque ilustran, sin equvoco alguno, este arbitraje entre el parentesco y la alianza que constituye la prohibicin del incesto (Lvi-Strauss 1969, p. 546). En otras palabras, la prohibicin del incesto no es tanto una regla que prohba casarse con la madre, la hermana

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

 

International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36 13

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Jassir Enrique Hernndez Castilla

 

 

o la hija, sino ms bien, es una regla que obliga a entregarlas y que posibilita el nacimiento de la cultura y el desarrollo de la sociedad civil. Presentadas algunas de estas teoras, corresponde averiguar qu comprende Kant por crimina carnis y por qu el incesto entra en esa categora.

 

II.         Los crimina carnis.

 

Segn Kant, el gnero humano se caracteriza ante todo por una triada de predisposiciones al bien (das Gut): su animalidad como ser viviente, su humanidad como ser viviente y a la vez racional y su personalidad como ser racional y a la vez susceptible de que algo le sea imputado (RGV, AA 06: 26 / Kant 2016, pp. 54-55). Inicialmente la disposicin a la animalidad en el hombre constituye un amor hacia s mismo fsico, que es meramente mecnico para el cual no es requerida la Razn (RGV, AA 06: 26 / Kant 2016, p. 55). Sin embargo, esta la razn prctica que legisla incondicionalmente a travs de la ley moral y se manifiesta en forma de imperativo categrico debe y por lo tanto, puede subsumir tales impulsos de la naturaleza y otorgarles una divisin sistemtica de deberes para consigo mismo atendiendo a su animalidad. A este proceder Kant le denomina una divisin subjetiva de los deberes del hombre hacia s mismo, es decir, una divisin segn la cual el sujeto del deber (el hombre) se considera a s mismo o bien como un ser animal (fsico) y a la vez moral, o bien solamente como ser moral (MS, AA 06: 419-420). Esto no significa, que se pueda reducir la animalidad meramente a la razn porque implicara una contradictio in adiectio4 dada su originalidad. Estos deberes son: la conservacin de s mismo, la conservacin de la especie y la conservacin de la capacidad para disfrutar agradablemente de la vida, pero slo de un modo animal (MS, AA 06: 420) o como Kant tambin denomina a este ltimo en orden a la comunidad con otros hombres, esto es: el impulso hacia la sociedad (RGV, AA 06: 26 / Kant 2016, p. 55) y constituyen tales en cunto son deberes perfectos.5 El segundo deber se cumple mediante el instinto sexual

 

4 Resulta relevante recordar que: El hombre puede ciertamente usar de las dos primeras contrariamente a su

fin, pero no puede exterminar ninguna de ellas. (RGV, AA 06: 28 / Kant 2016, p. 58).

 

5 Kant haba dejado aparentemente claro que los deberes de virtud son deberes imperfectos en cuanto tienen por fundamento de determinacin el fin o la humanidad de los hombres (cf. MS, AA 06: 239) o que, simplemente contienen formalmente la especificacin de la mxima, pero no el contenido material especfico de las acciones (cf. MS, AA 06: 446). La necesidad de atender este punto radica en el ttulo que lleva el libro primero de la primera parte de la Doctrina de la Virtud: Deberes perfectos para consigo mismo Von den vollkommenen Pflichten gegen sich selbst. (MS, AA 06: 421) y que parece prima facie contradictoria. No slo los deberes en cuanto animales tienen este estatus, sino tambin en cunto seres morales. Una posible solucin puede encontrarse en el libro segundo respecto al deber de elevar la propia perfeccin moral: aquella perfeccin que es un deber pretender, aunque no lo sea alcanzarla (en esta vida), y cuyo cumplimiento slo puede consistir, por tanto, en un continuo progreso, es un deber hacia s mismo estricto y perfecto en lo que respecta al objeto (la idea cuya realizacin debemos proponemos como fin), pero, en lo que se refiere al sujeto, es un deber hacia s mismo amplio y solamente imperfecto. (MS, AA 06: 446). Si consideramos estos deberes desde su grado y no desde su cualidad, stos son susceptibles de ser incumplidos por la fragilidad (fragilitas) de la naturaleza humana (MS, AA 06: 446ss) o expresado en los trminos de Die Religion son incumplidos por la ineptitud del albedro para admitir [] la ley moral en su mxima. (RGV, AA 06: 29 / Kant 2016, p. 59). Los vicios productos de un mal corazn que contraran el deber de la conservacin de la especie son precisamente los crimina carnis.

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

14 International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Kant y el incesto

 

 

 

(Instinct zum Geschlecht) (MAM, AA 08: 112) y el tercero, mediante el instinto de nutricin (Instinct zur Nahrung).

 

En la Reflexin 7596 se puede leer: Los casos donde alguien est haciendo mal sin insultar a ninguna persona, son: 1. La mentira. 2. La retribucin de la infidelidad. 3. Los crimina carnis. 4. El incumplimiento de la responsabilidad parental. 5. El menosprecio violento desptico del otro. (Refl. AA 19: 465). Los vicios que se oponen aqu al deber del hombre hacia s mismo son: el suicidio, el uso contranatural que alguien hace de la inclinacin sexual, y el disfrute inmoderado de los alimentos, que debilita la capacidad de usar adecuadamente las propias fuerzas. (MS, AA 06: 420). Kant denomina a ese uso contranatural de la inclinacin sexual por fuera del matrimonio como crmenes carnales (crimina carnis)6 o la deshonra de s mismo por voluptuosidad, en tanto:

 

Que semejante uso contranatural de las propias facultades sexuales (por tanto, abuso) viola el deber para consigo mismo, oponindose sin duda en sumo grado a la moralidad, es evidente para todo el mundo en cuanto piensa en l, y hasta tal punto suscita aversin a este pensamiento que incluso se tiene como inmoral mencionar un vicio semejante con su propio nombre, cosa que no sucede con el suicidio que no se vacila en poner ante los ojos del mundo con todos sus horrores (en una species facti); como si el hombre general se avergonzara de ser capaz de tratar a su propia persona de un modo tal que lo degrada a el mismo por debajo de los animales: de modo que incluso la comunidad corporal de ambos sexos en el matrimonio (sin duda en s solamente animal), que est permitida, precisa y exige mucha finura en el trato educado para correr un velo sobre ello cuando debe hablarse del tema. (MS, AA 06: 425)

 

El autor incluso ofrece una prueba racional para demostrar por qu resulta inadmisible un uso contranatural de las facultades sexuales, e incluso emplearlas sin fin: mientras que la total entrega a la inclinacin animal convierte al hombre en una cosa de la que se puede gozar, pero tambin con ello en una cosa contraria a la naturaleza, es decir, en un objeto repulsivo, despojndose as de todo respeto por s mismo. (MS, AA 06: 425). Aun as, Kant deja sin resolver una serie de preguntas respecto al uso o desuso de la facultad sexual dentro del matrimonio o fuera de l, bajo el rtulo de cuestiones casusticas. Dado que la Metaphysik der Sitten no responde por si sola a la variedad de las mismas, se vuelve necesario recurrir a las Lecciones sobre filosofa moral para encararla con cuestiones bastantes puntuales.7

 

 

6 Kant ya se haba referido a ellos en la Doctrina del Derecho, en relacin con el matrimonio: estas transgresiones de las leyes son vicios contra la naturaleza (crimina carnis contra naturam), que se califican tambin como innominables; en tanto que lesin a la humanidad en nuestra propia persona, no pueden librarse de una total reprobacin por restriccin ni excepcin alguna. (MS, AA 06: 277).

 

7 El uso de los materiales: Praktische Philosophie Herder (1764-1765), Praktische Philosophie Powalski (1777), Moralphilosophie Collins (1784-1785), Naturrecht Feyerabend (1784) y Metaphysik der Sitten Vigilantius (1793-1794) tiene como propsito ilustrar el comportamiento de determinados conceptos que no vuelven aparecer en las obras publicadas por el propio Kant o que, pueden ayudar a comprender aspectos de pasajes que el texto por s mismo no indica. Por ejemplo, veremos que las mltiples acepciones de la palabra incesto en Kant dan la impresin de que encajan con todas las perspectivas vistas en la primera parte de este trabajo. Sin embargo, esto no es as. El uso de la Moralphilosophie Collins y la Naturrecht Feyerabend

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

 

International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36 15

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Jassir Enrique Hernndez Castilla

 

 

Los crimina carnis o crimina corporis (V-Mo/Collins, AA 27: 342) son la profanacin de s mismo (V-PP/Powalski, AA 27: 191), una aversin repugnante (V-Mo/Collins, AA 27: 371-372) que con tan slo ser mencionada puede generar nuseas por haber rebajado la dignidad del gnero humano. La causa de estos crmenes radica en la libertad humana, ya que ella puede ser el fundamento de los vicios ms espantosos (V-Mo/Collins, AA 27: 345-346) cuando la mxima de la accin no concuerda con la ley bsica de la razn pura prctica (KpV, AA 05: 30). Ahora bien cmo se clasifican estos crmenes? La divisin ms esbozada se encuentra en la Moralphilosophie Collins, donde son divididos en dos categoras: los crimina carnis contra naturam y los crimina carnis secundum naturam (V-Mo/Collins, AA 27: 389). Al primero se le denomina as en cuanto el empleo de la inclinacin sexual es contrario al instinto natural y a la animalidad; al segundo, en cuanto slo lo son con respecto a la animalidad (V-Mo/Collins, AA 27: 389-390). En el primero, se incluyen al onanismo (onania), el sexo homosexual (sexus homogenii), la sodoma en animales (V-Mo/Collins, AA 27: 390-391) y la pederastia (paederastia).8 En el segundo, se clasifican la vaga libido que contiene a su vez la prostitucin (scortatio) y el concubinato (concubinatus), sigue el adulterio (adulterium) y el incesto (incestus) (V-Mo/Collins, AA 27: 389-390). Empero, esta sutil divisin no se encuentra en las dems Lecciones y parece desdibujarse la diferencia entre crimina carnis contra naturam y secundum naturam. En la Metaphysik der Sitten Vigilantius (1793-1794) esta distincin desaparece e ipso facto, todos los crimina carnis secundum naturam mencionados pasan a ser crimina carnis contra naturam, donde ahora tambin se incluyen a la poligamia y a la poliandria (V-MS/Vigil, AA 27: 640). El criterio que rige para considerar estas relaciones sexuales como crmenes, radica en su ejecucin por fuera del matrimonio (i.e. la desproporcin de la libertad concedida recprocamente).

 

Pero por qu el incesto es un crimen carnal? Una respuesta detallada se encuentra en la Moralphilosophie Collins (1784-1785), all el incesto es definido como esa relacin sexual que desborda las barreras del parentesco y de la consanguinidad en toda clase de comercio sexual (V-Mo/Collins, AA 27: 388). Segn Kant, los principios morales relativos al incesto slo son incondicionados en un caso, y son meramente condicionados en todos los dems (V-Mo/Collins, AA 27: 389). El primer caso se refiere a las relaciones entre padres e hijos o cualquier otro grado de consanguinidad y afinidad que implique subordinacin y dependencia, de ah que para Kant slo exista un incesto:

 

la relacin sexual supone la mayor sumisin entre dos personas. Pero entre padres e hijos la sumisin slo es unilateral; nicamente los hijos se hallan sometidos a los padres, y no cabe entre ellos una relacin igualitaria. (V-Mo/Collins, AA 27: 390)

 

 

 

 

resultan ms adecuados debido a que, como es sabido, resuenan en la Grundlegung zur Metaphysik der Sitten (ya enviada a publicar en 1784), la segunda Crtica y la propia Metaphysik der Sitten.

 

8 Cf. Refl. 7594 (AA 19: 464) y V-MS/Vigil (AA 27: 641). La pederastia es incluida como un crimen

contranatural en la Doctrina del Derecho (MS, AA 06: 363ss) punible con la castracin.

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

16 International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Kant y el incesto

 

 

 

En la fase η (1764-1768) de las Reflexionen zur Moralphilosophie se encuentra una interesante reflexin con nmero 6588, que permite esclarecer los fundamentos morales y no naturales por los cuales slo hay un incesto y por qu este constituye un crimina carnis: El deber de los padres respecto de los hijos es un deber de obligacin (Refl. AA 19: 97). En el pargrafo 23 de la Doctrina de la Virtud, Kant esboza la divisin entre deberes meritorios y obligatorios donde los primeros son deberes hacia otros, en tanto que al cumplirlos les obligas a la vez y los segundos son deberes cuyo cumplimiento no tiene como consecuencia la obligacin de otros. (MS, AA 06: 448). Deberes del primer tipo son la magnanimidad (en el vencerse a s mismo, tanto cuando se trata de la venganza como de la comodidad y la codicia), beneficencia, dominio de s mismo y entre las del segundo tipo se encuentran la honestidad, decoro, carcter pacfico (Pd, AA 09: 492 / Kant 2016, p. 85). En sentido legal, los padres tienen sobre sus hijos un derecho personal con carcter real (dinglich).9 La obligacin de los padres para con sus hijos consiste en: la formacin [...], mientras no sea dueo todava del uso de sus miembros corporales y de su entendimiento, adems de alimentario y cuidarlo, educarlo tanto pragmticamente, para que en el futuro pueda mantenerse y ganarse la vida por s mismo, como moralmente porque s no la culpa de su desamparo recaera sobre los padres. (MS, AA 06: 281). As mismo, los hijos tienen con respecto a sus padres un deber pero slo de virtud: una vez completada la educacin, pueden contar con la obligacin de los hijos (hacia los padres) slo como mero deber de virtud, es decir, como gratitud. 10 (MS, AA 06: 281). Si recordamos la Reflexin 7596 citada con anterioridad, se puede comprender ahora por qu el incesto tipo padre / hijo constituye el incumplimiento de la responsabilidad parental (cf. Refl. AA 19: 465) tanto moral como jurdicamente, estos argumentos son suficientes para que el matrimonio y por lo tanto las prcticas sexuales sean imposibles en este caso. El segundo caso de incesto i.e. en el que est meramente condicionado se refiere a todos aquellos parientes en condicin de igualdad como los hermanos y los primos. Este es el nico caso que presenta una ambivalencia extraa:

 

Existen dudas sobre si el incesto que es tal por definicin, mas no segn las leyes civiles es un crimen carnis secundum naturam o contra naturam. Ante todo, en este punto hay que dilucidar si esta cuestin debe ser respondida por el instinto natural o por la razn. Segn el instinto natural, el incestus slo es un crimen carnis secundum naturam, puesto que, al tratarse de una relacin entre ambos sexos, no atenta contra naturam animalium, dado que los animales no establecen distincin alguna a este

 

9 Es decir: un objeto exterior como una cosa y usarlo como una persona. (MS, AA 06: 276).

 

10 Nos podemos preguntar si el amor de los nios hacia sus padres radica en un instinto (i.e. la naturaleza). Se puede encontrar una interesante respuesta a esta incgnita en las Vorlesungen Wintersemester 1775/1776 Friedlnder: Aunque la moralidad nos dice que los nios deben amor y obediencia a los padres, y dicta en gran medida la obligacin de los nios hacia sus padres, la naturaleza no ha puesto un instinto en sus corazones. El instinto de los padres hacia sus hijos es mucho ms fuerte que el de los hijos hacia sus padres, porque el instinto desciende y no asciende. Porque el instinto que nos pone la naturaleza es el instinto de propagacin de la especie. Ahora, si con los nios hubiera un instinto de amar a sus padres, entonces estos nios no podran volver a tener el instinto de amar a sus hijos. Sin embargo, este es el propsito de la naturaleza. El amor de los nios por sus padres en la vejez tambin es ms un amor a la deliberacin, al deber, a la gratitud, que un instinto natural. (V-Anth/Fried, AA 25: 614).

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

 

International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36 17

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Jassir Enrique Hernndez Castilla

 

 

respecto [sino que se sirven del sexo indiscriminadamente]; pero segn el juicio de la razn es contra naturam. (V-Mo/Collins, AA 27: 390-391)

 

Y se ofrece como ejemplo: desposar a la hermana es algo prohibido en la sociedad civil, mas no en el estado de naturaleza, ya que los primeros hombres no tuvieron otro remedio que hacerlo (V-Mo/Collins, AA 27: 388-389). La naturaleza afirma Kant a estas alturas ha moderado el instinto sexual entre los hermanos mediante el recato (V-Mo/Collins, AA 27: 389) de modo que, en consecuencia, nos parece ms fuerte y excitante una persona extraa que una a la que hayamos conocido desde muy joven. El motivo para su prohibicin radicara en que el incesto con una hermana es aborrecible, no porque Dios lo haya prohibido, sino porque su error ha sido impreso desde la infancia (V-PP/Herder,

 

AA  27: 60). Este es, como hemos visto en la primera parte, el efecto Westermarck. Aun as, este motivo no es universal. Probado que esta razn no es suficiente, la consecuencia de que:

 

Pese a todo, la naturaleza ha dispuesto una aversin natural hacia el incesto, pues quiere que nos relacionemos con otros, para evitar dar origen a sociedades demasiado cerradas donde la inclinacin hacia la excesiva familiaridad se torna en indiferencia y antipata. Sin embargo, los hombres tienen que poner bridas a esta inclinacin, con objeto de no dar lugar a una macrocomunidad presidida asimismo por la indiferencia. (V-Mo/Collins, AA 27: 388-389)

 

No es algo que se siga necesariamente. Pero quedamos con un problema, pues Kant no explica cmo es posible que fuera de la sociedad civil, las relaciones sexuales entre hermanos sean moralmente permisibles, pero dentro de la sociedad civil se convierta en una perversin, algo que va en contra de nuestra naturaleza animal (Arroyo 2017, pp. 128-129).

 

Sugerimos que ese hueco se puede llenar a partir de un relato moral de nuestra historia animal: ese recato (Schaamhaftigkeit) al que Kant se refiere puede ser comprendido como producto de una razn prctica despertada y que por medio de la abstencin (Weigerung) a modo de imperativo categrico se debi pasar de los estmulos meramente sentidos a los ideales, pasndose as paulatinamente del mero deseo animal al amor y, con ste, del sentimiento de lo meramente agradable al gusto por la belleza, apreciada slo en los hombres al principio, pero tambin en la Naturaleza ms tarde (MAM, AA 08: 113). Por ello y slo bajo la razn prctica autolegisladora, el instinto sexual o inclinacin sexual vino a denominarse amor moral (MS, AA 06: 426) y dado que este slo puede cumplirse en un contrato denominado matrimonio, todo empleo del amor sexual por fuera del mismo lo constituye un crimina carnis. Cuando el amor es meramente pasional y slo rige lo ardiente (MS, AA 06: 426) sin las condiciones restrictivas de la razn para seguir simplemente el mecanismo fsico de nuestra naturaleza

 

i.e., el goce de los rganos sexuales y en potencia, la conservacin de la especie ciertamente la prostitucin, el concubinato, el adulterio y el incesto se pueden entender

 

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

18 International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Kant y el incesto

 

 

 

como crmenes secundum naturam que no ofenden a nuestra animalidad; a diferencia del onanismo, el sexo homosexual, la sodoma en animales y la pederastia que s ofenden nuestra animalidad porque no conservan la especie y por eso son crmenes contra naturam. Pero cuando la razn prctica impone sus condiciones restrictivas al amor ardiente y este se convierte en amor moral, sin efectuarse en el matrimonio nico posibilitador de su debido desarrollo entonces, de inmediato, todos los crmenes anteriormente mencionados se vuelven contra naturam en cuanto atentan no ya contra la animalidad, sino contra nuestra humanidad y nuestra personalidad. A estas alturas, es vlido preguntarse: Por qu los crimina carnis secundum naturam son tales si slo se refieren a nuestra animalidad? La respuesta puede encontrarse en que irremediablemente el instinto sexual no puede degradarse absolutamente exentando el amor moral. Las condiciones de la naturaleza (por la activacin de ciertas hormonas o por la seleccin sexual entre individuos para ello) no son suficientes, porque:

 

En la relacin externa de los hombres entre s, nos consideramos en un mundo moral (inteligible), en el que, siguiendo la analoga con el fsico, la conexin entre los seres racionales (en la tierra) se produce por atraccin y repulsin. En virtud del principio del amor reciproco, necesitan acercarse continuamente entre s; por el principio del respeto que mutuamente se deben, necesitan mantenerse distantes entre s; y si una de estas dos grandes fuerzas morales desapareciera, la nada (de la inmoralidad), con las fauces abiertas, se tragara el reino entero de los seres (morales), como una gota de agua. (MS, AA 06: 449)

 

Y esto se observa en la realidad prctica sexual del gnero humano (la diversidad de orientaciones sexuales o la bsqueda de una identidad, etc.) 11 que ciertamente a la

 

 

11 No hemos desarrollado la sexualidad humana aqu porque el concepto de incesto puede fcilmente yuxtaponerse y establecer relaciones consanguneas sin importar la identidad de gnero u orientacin sexual. Helga Varden ha defendido bajo cuo kantiano una interesante fundamentacin de la sexualidad humana y su relacin con las comunidades LGBTQIA recurriendo a las facultades de la imaginacin (primera Crtica) y el discernimiento reflexionante esttico y teleolgico (tercera Crtica): La forma en que muchos se involucran y desarrollan nuestra sexualidad tambin incorpora mucho el uso ldico de los principios teleolgicos y estticos, del poder y la sujecin, y de lo bello y lo sublime. En la medida en que lo hagamos bien, rastrea las formas particulares de ser de cada uno y permite que uno sea an ms juguetn de forma sexual y amorosa, y tambin experimentamos un sentimiento de ser vistos como quienes somos y deseados como tales. (Varden 2018, p. 27). Lara Karaian ha tomado del entretenimiento (pelculas, series de televisin, pornografa, Internet, etc.) una gran variedad de historias que involucran sentimientos (vergonzosos a modo de comedia o romnticos) entre hermanos para analizar lo que ella denomina incestos accidentales i.e. una especie de incesto consensuado (2016, p. 5) y su impacto en los espectadores. La reaccin de estos ltimos llama la atencin de la autora: Los fanticos del programa Supernatural han creado imgenes manipuladas digitalmente de sus dos protagonistas masculinos, los hermanos Wincester, en la cama juntos (tambin conocido como "Wincest"), y la fan-fiction de la popular pelcula infantil Frozen (2013) presenta a las dos hermanas, Elsa y Anna, como amantes (tambin conocido como "Elsanna"). (Karaian 2016, p. 9). En trminos kantianos y siguiendo la propuesta de Varden para el caso que nos ocupa (i.e. el incesto), si descartamos que estas historias sean empleadas meramente para el propio placer sexual (i.e. la masturbacin), pueden obtener un importante valor esttico y moral para ayudarnos a comprender el matrimonio incestuoso: El valor esttico de un conocimiento es el entretenimiento; por ejemplo, novelas, poemas y cosas parecidas que estn bien escritos nos entretiene cuando los leemos. Incluso los poemas excitantes tienen una utilidad moral; pues cuanto ms se aprenda a apreciar lo refinado en las acciones sin

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

 

International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36 19

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Jassir Enrique Hernndez Castilla

 

 

animalidad no le basta para explicar. En otras palabras, los crmenes carnis secundum naturam 12 son tales porque ostentan una ofensa siempre latente a los linderos de la humanidad y la personalidad en cuanto se realizan por fuera del matrimonio. Lo anterior permite deducir una importante consecuencia para el incesto entre parientes en condicin de igualdad, a saber: el incesto en este caso slo es moralmente incorrecto por realizarse fuera del matrimonio. En la siguiente parte, veremos que resulta imperativo que los parientes consanguneos entren en matrimonio si desean entablar relaciones sexuales.

 

III. La igualdad matrimonial.

 

El concepto que Kant posee del matrimonio implica no slo la esfera moral, sino tambin la legal, al estar ambas regidas por una misma razn: la prctica. Tales son sus consideraciones respecto a esta unin que incluso podemos juzgarlas como sublimes. Ahora bien, algunas veces esa sublimidad parece perderse cuando se establecen serias restricciones sobre qu tipo de posibles cnyuges estn autorizados a suscribir este contrato, como por ejemplo, la negativa de matrimonios homosexuales por ser desvaros, ofensas o crimina carnis contra naturam como hemos mostrado en la segunda parte. Pero antes de referirse al matrimonio en s, en el pargrafo 23 de la primera parte de la Doctrina del Derecho que concierne al Derecho Privado en la Metaphysik der Sitten, se establece una distincin dentro la comunidad sexual natural que es:

 

o bien la comunidad segn la mera naturaleza animal (vaga libido, venus vulgivaga, fornicatio) o bien la comunidad segn la ley. Esta ltima es el matrimonio (matrimonium), es decir, la unin de dos personas de distinto sexo con vistas a poseer mutuamente sus capacidades sexuales durante toda su vida. El fin de engendrar hijos y educarlos siempre puede ser un fin de la naturaleza, con vistas al cual inculca sta la inclinacin recproca de los sexos; pero para la legitimidad de la unin no se exige que el hombre que se casa tenga que proponerse este fin; porque, en caso contrario, cuando la procreacin termina, el matrimonio se disolvera simultneamente por s mismo. Incluso suponiendo el placer como fin del uso mutuo de las facultades sexuales, el contrato conyugal no es un contrato arbitrario, sino un contrato necesario por la ley de la humanidad; es decir, que si el varn y la mujer quieren gozar mutuamente uno de otro gracias a sus capacidades sexuales, han de casarse necesariamente y esto es necesario segn las leyes jurdicas de la razn pura. (MS, AA 06: 277-278)

 

Desglosemos lo anterior. En primer lugar, la diferencia de comunidades segn la naturaleza y la ley obedece a la distincin entre estado de naturaleza (statu naturali) y estado jurdico (statu civili). El primer estado no debe comprenderse en sentido histrico,

 

 

encontrar meramente un gusto rudo del disfrute, tanto ms capacitado estar el nimo para dejarse influir por fundamentos morales. Pero en tales poemas, es tratado el amor refinado y encantador, no las necesidades de los animales; en consecuencia, etc. (V-Anth/Mron, AA 25: 1228).

 

12 Ahora crimina carnis contra naturam, siguiendo la indistincin establecida en Metaphysik der Sitten Vigilantius.

 

CON-TEXTOS KANTIANOS

20 International Journal of Philosophy

 

N.o 11, Junio 2020, pp. 8-36

 

ISSN: 2386-7655

 

Doi: 10.5281/zenodo.3865140


Kant y el incesto

 

 

 

como en algunas teoras antropo-socio-culturales presentadas en la primera parte, sino que indica una idea de la razn prctica que se caracteriza por no estar asegurado lo mo y tuyo exterior segn leyes pblicas, y a eso se le denomina el derecho privado (MS, AA 06: 242). Para Kant, este estado procede independientemente de leyes externas y representa una amenaza constante tanto a individuos en lo que concierne a sus relaciones interpersonales como a los Estados, en lo que concierne a la paz (ZeF, AA 08: 354). Slo por medio del derecho pblico, entendido como el conjunto de leyes que precisan ser universalmente promulgadas para producir un estado jurdico (MS, AA 06: 311) puede otorgrsele tanto a los individuos, como a la unin de un conjunto de hombres (MS, AA

 

6:       313) que pueden establecer relaciones entre s bajo un principio jurdico una seguridad que no tiene en statu naturali (V-NR/Feyerabend, AA 27: 1368) a travs del concepto de justicia distributiva. En lo que respecta al matrimonio, este puede existir en el estado de naturaleza, estado social o estado artificial (status artificialis) porque puede haber sociedades legtimas (por ejemplo, la conyugal, la familiar, la domstica en general y otras), para las que no vale la ley a priori: debes entrar en este estado (MS, AA 06: 306). Kant no explica explcitamente la razn esta inaplicabilidad. Lo anterior se puede comprender mejor a partir de una divisin de sociedades segn las lecciones de 1784, cada:

 

Societaet puede ser arbitraria o necesaria. La sociedad entre padres e hijos es societas neccessaria porque los padres tienen derecho sobre sus hijos, [...]. El matrimonio como sociedad es arbitrario. A continuacin veremos que el Matrimonium es necesario. (V-NR/Feyerabend, AA 27: 1378)